Botas australianas altas

Las botas pueden transformar cualquier look desde abajo hasta arriba con sólo elegir las correctas. Las botas denominadas australianas se han convertido en un sinónimo de moda y comodidad.

Indispensables en cualquier armario y siendo las favoritas en épocas de otoño/invierno, ya sea por su estilo, por su resistencia, por su versatilidad, por su comodidad o por lo cálidas que son para cuando hace frío y hay días de lluvia. Y si sumamos todo eso, el combo es perfecto. Hay que tener en cuenta que surgieron en los 2000 y todavía siguen vigentes. ¡Estar a la moda nunca fue tan cómodo y cálido como con este tipo de botas!

Dependiendo de tus piernas, se puede pensar en cuál es el estilo que te quedaría mejor. Si tienes piernas estilizadas, delgadas y largas, las botas australianas altas o de caña alta son ideales para tí. Gracias a la altura de estas botas se logra hacer que las piernas parezcan más gruesas y fuertes, sin perder la figura.

El invierno y el frío siempre tienden a hacer que queramos quedarnos en casa y especialmente si llueve mucho. Pero con las botas australianas salir abrigada y cómoda es más fácil.

Este tipo de botas son especiales para combinarse con distintos tipos de prendas y crear diferentes estilos a la hora de salir de casa. Si eres de las que les encanta el frío ya que pueden salir con sweaters y camperas abrigadas, no te pueden faltar en tu armario.

Y si no, tampoco tienes una excusa, ya que las botas te servirán de abrigo y casi que ni sentirás el frío del exterior. Ideales para usarse con jeans pegados al cuerpo, leggins, sweaters (tanto grandes y abrigados como más livianos y pequeños), chaquetas y tapados largos. Y para completar y poder dar un toque final a tu estilo, se pueden usar gorros de lana u orejeras.

No dejes que sea el frío sea un impedimento para verte bien. Sólo ponte un sweater cómodo, tus jeans preferidos, las botas australianas bien altas, agarra tu paraguas (si es que está lloviendo), y ¡ya lo tienes!